Pagina Abierta

Feminismo, Igualdad y Derechos

    FEMINISMO, IGUALDAD, DERECHOS 

 Según la Real Academia de la Lengua (RAE) “El Feminismo se define como un principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre”.

La definición de este concepto ha sido y es tema de debate entre diferentes opiniones e incluso ha generado diferentes movimientos sociales, políticos y culturales.

   “La Igualdad de Género implica que mujeres y hombres deben recibir los mismos beneficios, las mismas sentencias y ser tratados con el mismo respeto. El principio de Igualdad y de no discriminación por razón de sexo es una obligación de derecho internacional general que vincula a todas las naciones y dado su carácter primordial se establece siempre como un principio que debe inspirar el resto de derechos fundamentales.”pedromora4

 Es verdad que la mujer está en general  incorporada al mundo del trabajo en el hogar desde siempre, al trabajo remunerado como asistenta, en el campo, empleada y en cualquier tipo de factoría o de producción siempre en inferioridad de condiciones, sumisa pero en el siglo XIX donde históricamente han alzado su voz diciendo ¡basta ya! y han parado lo que se había venido arrastrando unos conflictos que en la mayoría de los casos eran, son una realidad infame, de desigualdad, de hecho  desde una época relativamente corta se incrementaron, por lo que estaban justificados los actos en defensa de los derechos de la mujer, ante el machismo y egoísmo empresarial.

 Si hacemos historia sobre la lucha de los derechos laborales de las mujeres vemos que  es desde el mismo momento en que las mujeres se van incorporando al mundo del trabajo, se inician las reivindicaciones por la igualdad de derechos pero es el 8 de Marzo, cuando se marca la fecha, una fecha trágica donde un desalmado empresario de Nueva York ante la huelga de  reivindicación de derechos laborales en una fábrica de textil, en la cual se originó un incendio, al estar bloqueadas las puertas, no pudieron salir, muriendo abrasados 123 mujeres y 23 hombres casi todos inmigrantes, quedando aquel fatídico día como recuerdo de tamaña injusticia, celebrando aquella fecha en recuerdo de aquella  horrible masacre, más tarde en 1975 Naciones Unidas, instituyo este como Día de la Mujer Trabajadora.

 Si analizamos la Vida, la Historia de la Humanidad, de dónde venimos, a dónde vamos, nadie somos más que nadie,  tampoco menos, yo creo, tú no o tú tienes estas creencias, yo soy agnóstico, cual es la verdad, la tuya o la mía, cada uno de nosotros podemos tener nuestras propias convicciones, con las pertinentes contradicciones, si somos hijos de Adán y Eva o herederos del Homo Sapiens de aquel que a través de la evolución de género, salió de África extendiéndose por Eurasia al mundo. El hombre descubrió la caza para alimentarse mientras las mujeres cuidaban de la gruta, del hogar, de los niños, así nos han contado la historia de generación en generación se descubrió el fuego, la agricultura, el intercambio, los distintos dioses, las diversas religiones… la organización en grupos, en familias, en tribus, en pueblos… y así hasta nuestros días.

En el principio de los tiempos a través de la evolución se han dado y se dan distintas formas de grupos, de familias,  convencionales y  tradicionales y se llevaban a cabo por acciones que  habían sido aprendidas de una generación a otra, por las leyes, según los grupos sociales y familiares, para unirse en matrimonio por lo general en parejas, hombre y  mujer, ahora según lo establecido en las leyes es posible dos del mismo sexo, comprometiéndose cada miembro de la familia según las épocas, el hombre en lo que respecta a la aportación de los ingresos económicos y la mujer cuidaba de la casa y de los niños, esto ha ido evolucionando, en lo que respecta a la igualdad de derechos y obligaciones reivindicado por el feminismo, el trabajo fuera y dentro del hogar debe ser compartido, las tareas de la casa, cuidado de los niños… de acuerdo, es lógico que así sea como todos los derechos y todas las obligaciones, a igual trabajo misma retribución, igual aportación, misma obligación, igualdad entre el padre y la madre, en lo que respecta a la organización de la familia,  debería hacerse de forma gradual, sin pausa pero sin prisas, sin violencias,  aplicarlo en la educación, en la formación cultural, como una asignatura, en un proceso consensuado, desde la niñez a la adolescencia, hasta la madurez.

  Respecto a la violencia de género, el machismo es un hecho, las muertes ahí están y eso es condenable y todo el peso de la ley debe caer sobre los individuos violentos, también se conocen valles de lágrimas por incomprensiones, por falta de entendimiento y para eso es necesaria la intermediación antes que la condena.

  Respecto a los partidos políticos, los sindicatos, las organizaciones ciudadanas deben ponerse de acuerdo, unificar criterios para llevar a cabo leyes, convenios, propuestas para buscar la mejor propuesta entre todas y todos sin rémoras, sin intereses espúreos, sin crispaciones y elaborar un documento, un manifiesto que marque el camino de la celebración de un Día de la Mujer, que lleve consigo el bienestar, todos los días del año.

 

© 2019 Encomienda Mayor de Castilla. Todos los derechos reservados.Diseño y Desarrollo por José Julián

Search